Saturday 15 August 2020
Home      All news      Contact us      English
elpais - 1 month ago

Costa Rica destaca en sobrevida del cáncer en Latinoamérica

San José, 3 Jul (Elpaís.cr).- Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Mundial sobre el estado de la salud en América Latina revela el éxito de Costa Rica en el índice de sobrevida entre los cánceres con más mortalidad en la región. Según el estudio llamado “Panorama de la Salud: Latinoamérica y el Caribe 2020” la sobrevivencia neta a cinco años se refiere a la probabilidad de que los pacientes de cáncer estén vivos cinco años después del diagnóstico. La sobrevida se expresa como un porcentaje entre cero y cien, refiriéndose a los datos en el quinquenio, por edad y sexo, sin tomar en cuenta el riesgo de morir por otras causas. El informe de la OCDE hace foco en cuatro tipos de cánceres: el de mama, el de cérvix, el de colon y el de recto. En cada uno de ellos Costa Rica tiene un lugar destacado en la evaluación de la sobrevida. Cáncer de mama: líder mundial  Costa Rica tiene la supervivencia neta más alta del mundo a cinco años entre mujeres en cáncer de mama (86,7%) y es el único país de Latinoamérica que supera el promedio de la OCDE de (84,8%) y muy arriba del promedio latinoamericano (78.4%). Cáncer de Cérvix: líder latinoamericano El promedio latinoamericano de cáncer de cuello uterino es 59.5%.  Costa Rica alcanza un 78%, el porcentaje más alto de Latinoamérica. Cuba (72.9%) y Brasil (59%) también destacan entre los países por encima del promedio. Cáncer de colón: segundo en Latinoamérica El promedio latinoamericano en sobrevida de cáncer de colon es 51.7%.  Costa Rica está entre las más altas en la región (60,1%), y un poco menor al promedio de la OCDE de (62,1%). Cáncer rectal: segundo en Latinoamérica El promedio en cáncer rectal es 60.6% en la OCDE y 45.8% en Latinoamérica. Entre esos dos pro es decir, por encima del promedio latinoamericano están Perú (54.8%), Costa Rica (53.9%), Uruguay (50.1%) y Argentina (49.9%). “Nos complace saber que estamos en buen camino” dice el gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social, Dr. Mario Ruiz Cubillo. Señala la responsabilidad compartida como motivador del éxito: “Los costarricenses saben que la Caja está comprometida con la atención integral del cáncer y por eso, cada vez con más confianza, responden a los exámenes de detección temprana, que son claves para mejorar la sobrevida”. Para el gerente general, Dr. Roberto Cervantes Barrantes, “estos resultados nos comprometen a trabajar más fuerte y más unidos para sostener ese modelo de atención integral que la Junta Directiva impulsa desde que designó al cáncer como prioridad institucional en el 2011”. Cervantes destacó el incremento en el presupuesto para atender la enfermedad como factor importante en el abordaje del cáncer: la inversión en el 2010 fue de 3 086 millones de colones mientras que en 2019 fue de 35 365 millones de colones. Responsabilidad conjunta: la Caja y los usuarios  El dato de sobrevida es valioso porque revela cómo se comporta la gestión de un país, pues se necesita contar con una atención integral para tratar cada tipo de cáncer para tener más años de vida. Esto quiere decir diagnóstico oportuno, tratamiento en el tiempo adecuado y con las tecnologías y medicamentos apropiados que han de permitir mejorar la sobrevida, pero todo esto en el contexto de un equilibrio para la sostenibilidad del sistema de salud, que permita seguir brindando la detección y estar preparado para el seguimiento de los pacientes. Por esta razón la sobrevida en cáncer es un indicador para evaluar la efectividad del sistema de salud en su conjunto, pues evidencia la respuesta integral del sistema de salud a la enfermedad, afirma el doctor Roy Wong McClure. Wong llama la atención sobre un punto clave en el éxito de la Caja: “la Institución realiza un esfuerzo de integralidad en el abordaje y de sincronía en los tres niveles de atención, lo cual genera capacidad de detección a nivel de todo el territorio y adecuación de los centros especializados para la atención oportuna y con calidad. Y ese esfuerzo comienza con profundos análisis epidemiológicos que permiten caracterizar a las regiones para que cada una de ellas pueda actuar en conciencia del mapa de riesgo de enfermedad. Es decir que el país cuenta con un enfoque amplio y ha trazado una ruta seria de trabajo a todo nivel. Así, en ese contexto internacional, Costa Rica desataca en estudios regionales, como el publicado por el semanario “The Economist” hace dos años, en el cual se señaló al país junto con Uruguay entre las naciones con mejor abordaje integral del cáncer en la región. Evolución constante de acciones  El esfuerzo por la educación y la acción ha sido significativo en los servicios. Por ejemplo, las pruebas para hacer el hallazgo temprano del cáncer de mama, de cérvix y de colon y recto están disponibles en todas las regiones del país. En esa línea de trabajo comunal los esfuerzos son extraordinarios, tanto en gestión propia como en la búsqueda de aliados con la participación de la Institución en exitosas alianzas público-privadas, dentro de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo. La Caja participa con la ONG Aliarse, Auto Mercado y la Clínica Bíblica para llevar mamógrafo móvil a las zonas rurales de población muy dispersa, entre las que se encuentran varios territorios indígenas. Un trabajo que ha movilizado a las municipalidades y fuerzas vivas comunales. Además, como gran hito en la prevención del cáncer de cérvix, el año pasado se introdujo la vacuna papiloma y comenzó el proyecto para la detección genética del virus papiloma humano en cinco comunidades piloto, con el objetivo de extender el modelo al resto del país más adelante. Retos y logros del cáncer en las familias.  El doctor Alejandro Calderón del “Proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del cáncer” de la Gerencia Médica afirma que el aumento en la incidencia de enfermedad por cáncer es creciente y eso genera una presión los sistemas de salud, por eso la sobrevida es logro y a la vez es reto. Según estimaciones de la Caja basados en el Registro Nacional de Tumores hoy en día uno de cada cinco costarricenses están en riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer antes de los 75 años y uno de cada doce fallecerá por cáncer. Es por esto que, junto al éxito de la sobrevida, el doctor Calderón señala la importancia de mantener y ampliar la detección temprana en los tipos de cánceres cada vez más frecuentes o con mayor mortalidad. • La incidencia de cáncer de mama se ha incrementado durante los últimos 15 años; pasó de 40 casos nuevos por cada 100 mil mujeres en el año 2000 a 51 casos nuevos por cada 100 mil mujeres en 2015 (tasas ajustadas). Esto representa un aumento de 28% de nuevos casos en este período. • Al contrario del cáncer de mama, los tumores malignos de cérvix muestran un comportamiento decreciente: la tasa de incidencia estandarizada por edad fue de 50,5 /100 000 mujeres en el año 2000 mientras que en el año 2015 fue de 27 /100 000 mujeres, lo que significa una disminución del 46%. • Mientras que el cáncer colorrectal ha tenido un incremento importante, de un 58% en hombres y 34% en mujeres desde el año 2000. Además el Dr. Calderón señala el aumento de la tercera edad como un factor sin control que afecta la presencia del cáncer en la sociedad, pues cuanta más ciudadanos de oro tengamos, más casos de cáncer se diagnosticarán. El médico hace referencia a que la edad es un factor de riesgo para padecer la mayoría de los cánceres. De hecho, la mayoría de los casos de cáncer se presentan después de los 50 años. En ese escenario de posible enfermedad la propuesta institucional es impulsar la prevención y detección temprana, para que quienes sean diagnosticados reciban atención integral con calidez y esa gestión permita una sobrevida con calidad de vida igual o mejor a la que ya tenemos. Una década de trabajo integral sostenido  La Junta Directiva de la CCSS declaró el cáncer como interés y prioridad institucional en el 2009. Ese mismo año creó el Consejo oncológico institucional. Tres años después entró en acción el “Plan Nacional para la prevención y el control del cáncer” como la guía para mover a los tres niveles de atención en una sola línea estratégica. Esta ruta de trabajo está basada en la prevención con hábitos saludables, la detección temprana con exámenes en las regiones y la atención oportuna con alta tecnología, alta capacitación y abordaje integral. Como parte de la estrategia la Caja definió trabajar siete sitios tumorales, dado el impacto en enfermedad y mortalidad de los cánceres más frecuentes: cáncer de piel, gástrico, mama, próstata, cérvix, pulmón y colon.


Latest News
Hashtags:   

Costa

 | 

destaca

 | 

sobrevida

 | 

cáncer

 | 

Latinoamérica

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources