Tuesday 26 May 2020
Home      All news      Contact us      English
elpais - 7 days ago

De gatos, ratas y tuertos

Hay una frase muy famosa que dice algo sobre tuertos y ciegos, la cual me invoca con toda contundencia a nuestra Asamblea Legislativa, a su nuevo edificio y sobre todo a nuestros padres y madres de la Patria. Qué dicho sea de paso están a punto de estrenar un monumental edificio, porque en el que estaban iban a ser devorados por ratas. Ellos y ellas van a estrenar una mole de edificación que tuvo la módica suma de aproximadamente $150 millones de dólares y por esta estratosférica razón merece obsequiarles un análisis plástico y una analogía con sus inquilinos. Puedo ver desde mi apartamento esa enorme infraestructura de concreto, un cubo gigantesco, con unas ventanitas tan pequeñas, como ojitos vigi pero ojitos con muy poca visión como el tuerto de nuestra frase, a punto de cerrarse. Un edificio color gris ratón (como el de sus anteriores huéspedes), un gris de puro concreto, donde no hay ningún estímulo visual de color, que nos motive a entrar ¿Qué irónico verdad? Es como un búnker, da miedo, totalmente sellado, hermético, impositivo, severo que da la sensación de poder absoluto e irrefutable. Ojalá hubiera sido un edificio como el de padres y madres de la Patria porque uno a sus progenitores les tiene confianza y les respeta. Por eso creo que ese edificio debió haber sido como un hogar: abierto, acogedor, limpio, claro y transparente, que nos invitara al pueblo a ser sus huéspedes, con lindas salas para recibirnos con un diseño en forma de círculo para vernos las caras, para estar frente a frente, para dialogar llanamente, (sin mentonasos de madre ni con canastos de gatos o gatas por aquello de las ratas) y vernos a los ojos. Lo hubiera hecho muy luminoso para que emerja la luz natural y así economizar energía y poder observar a nuestro pueblo y tener a la vez buena visión. También le hubiera hecho un gran parqueo de bicicletas y estimular el hacer actividad física y no gastar gasolina. Por último le hubiera diseñado desde arriba un gran domo para que iluminara todas las salas e invitara a la meditación a la creatividad y a la relajación; jamás, lo hubiera hecho tan cuadrado, pesado, gris, obtuso y cerrado. Para terminar quisiera decirles que este pequeño análisis semiótico que he realizado lo hice basado en la parte externa del edificio y desde la “vistada” que tengo desde mi balcón y desde aquí les digo que ojalá estén bien invertidos esa sarta de millones, es capaz que ahí fue a parar parte del fondo de mi pensión ¡Quién quita! Porque ya me acordé de la famosa frase: en el país de los ciegos, el tuerto es Rey. (*) Roxana Salazar Bonilla

Related news

Latest News
Hashtags:   

gatos

 | 

ratas

 | 

tuertos

 | 
Most Popular (6 hours)

Most Popular (24 hours)

Most Popular (a week)

Sources